NOTA DE PRENSA / SECCIÓN SOCIEDAD-SANIDAD

  • GIDO, un grupo de investigación y divulgación multidisciplinar de médicos  oncólogos y de otras especialidades que tratan el cáncer de pulmón procedentes de los hospitales públicos valencianos, propone difundir la 'cara oculta' de esta enfermedad integrando a familiares afectados para así dar una visión más social y humana, alejada de estereotipos y tabúes
  • En España se detectan casi 28.000 casos al año, con un aumento en mujeres y en no fumadores
  • En la Comunitat Valenciana el cáncer de pulmón es el segundo tumor en incidencia en varones y el quinto en mujeres
  • El Hospital Virgen de los Lirios de Alcoi es un buen ejemplo de la atención cercana, con implicación familiar, por el que aboga GIDO: en sus instalaciones se diagnostican unos 80 casos al año

Alcoi, 1-3-2016.- La percepción social del cáncer de pulmón está distorsionada. La atención médica oncológica tampoco repara en ocasiones en las circunstancias del paciente, en cómo abordar a su entorno. Con esta inquietud, con la intención de aportar una visión más comprometida y de 360 grados a esta enfermedad, el Grup d` Investigació i Divulgació Oncològica (GIDO) --una asociación multidisciplinar que integra a médicos oncólogos y de otras especialidades que tratan el cáncer de pulmón, de 18 de los 21 hospitales valencianos que cuentan con este tipo de atención-- ha organizado con la colaboración del Ajuntament d'Alcoi para el 4 de marzo y en el Hospital de Virgen de los Lirios, una jornada diferente: no sólo se escucharán a los médicos de las distintas especialidades implicadas en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, sino que también se dará voz a los pacientes, a sus familiares directos, a los enfermeros que los atienden, a psicólogos e incluso a cocineros que cuidan de innovar en sus menús.

"Gracias a la medicina de precisión, el pronóstico del cáncer de pulmón está cambiando sustancialmente en los últimos años", explica el oncólogo y presidente de GIDO, el Dr. Oscar Juan Vidal. Las posibilidades dadas por los tratamientos cada día más personalizados han permitido incluso triplicar la supervivencia en algunos subgrupos. "Su diagnóstico no se debe asociar con muerte" -señala el responsable de GIDO- que insiste en que "el cáncer de pulmón se puede curar, ya se observa una reducción de la mortalidad y cuando no lo logramos, los tratamientos médicos disponibles permiten cronificar la enfermedad, mejorar la calidad de vida y minimizar el sufrimiento físico". Por todo ello, el oncólogo insta a buscar la mejoría en su tratamiento "no sólo con el avance de la ciencia sino también desde la esfera de lo psicológico y lo social para trasladar, tanto a los enfermos como a la sociedad, una visión más positiva y realista".

Los datos epidemiológicos señalan, por otra parte, que cada vez es mayor la proporción de casos no vinculados al tabaco. "Pese a la evidencia de estas tendencias, la percepción social de esta enfermedad no ha cambiado y sigue presente un sentimiento de culpa al responsabilizar al paciente por el hábito tabáquico ", explica el Dr Juan Vidal quien advierte que "esta idea no es acertada ni justa y menos aún ayuda a mejorar la calidad de vida del enfermo, ni a afrontar su enfermedad con la actitud adecuada". Efectivamente, la realidad del cáncer de pulmón en nuestros días es bien diferente. Aunque el tabaco es el principal factor de riesgo en este tipo de tumor también lo es para otros muchos (vejiga, garganta, esófago, boca, estómago...) así como para enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Sin embargo, entre un 10 y un 25% de los cánceres de pulmón aparecen en no fumadores, un porcentaje que puede elevarse en el caso de mujeres hasta el 40%. Son tumores que se dan entre fumadores pasivos o que tienen su origen en otros factores ambientales (como la inhalación de humo por contaminación excesiva, radón o por amianto).

Esta percepción sesgada de la enfermedad es la que impide -a juicio de GIDO- abordarla con campañas de concienciación y prevención tan explícitas y llamativas como las que se pueden llevar a cabo con otros cánceres 'mejor aceptados por la sociedad', como los de mama o próstata. "Esa impresión más o menos subjetiva de 'porque fumaba es responsable de lo que le ha pasado' contrasta paradójicamente con la permisividad o benevolencia con la que se sigue viendo el hábito de fumar", explica el Dr. Juan Vidal.

A pesar de los cambios epidemiológicos reseñados, GIDO reclama no bajar la guardia en las campañas contra el consumo de tabaco. "Dar visibilidad al cáncer de pulmón, por ejemplo, a través del testimonio de personas famosas con esta patología -como el caso de Johan Cruyff- puede concienciar a los niños y jóvenes (las poblaciones más vulnerables a la presión) de los riesgos de fumar" opina el Dr Juan Vidal.

6ª Jornada GidoLas estadísticas en España reflejan una situación muy similar a la europea, solo desmarcándose en el hecho de que es menos frecuente en mujeres, debido a un mayor retraso en la adquisición del hábito tabáquico que los países del centro y norte de la UE. Esto se traduce en una incidencia anual en varones de 27.780 casos nuevos (16.9%) y en una mortalidad de 17.430 casos (27.4%). En mujeres, las cifras son sustancialmente más bajas: 4.935 casos nuevos (5.7%) con una mortalidad de 3.688 casos (9.4%). En la Comunidad Valenciana, las cifras son parecidas: es el segundo tumor en incidencia en varones (14.3%, con casi 2.000 casos al año) y el quinto en mujeres (4.1%, con más de 400 casos anuales) pero, como en el resto del país, sus niveles de incidencia en la población femenina van in crescendo. Respecto a la mortalidad, a pesar de la tendencia decreciente, es el primero en hombres (con el 28.5%) y el tercero en mujeres (9.2%). La medicina personalizada con los tratamientos dirigidos y la inmunoterapia está cambiando el panorama en el cáncer de pulmón y cada día más pacientes sobreviven a la enfermedad.

El Hospital Virgen de los Lirios de Alcoi, en cuyo salón se celebran las jornadas, es un buen ejemplo del tipo de atención cercana, que facilita la implicación de los familiares del enfermo, por el que aboga GIDO. En sus instalaciones se diagnostican, según sus registros, alrededor de 80 casos anuales de cáncer de pulmón. La relación con el tabaco es clara: el 90% de los casos se asocian a su consumo pero ése otro 10% no tiene causa conocida. La tendencia a la feminización creciente de este tipo de tumor es también palmaria en este centro y las mujeres representan ya el 15-20% de estos casos, repunte que se aprecia especialmente en las nuevas generaciones de mujeres, las que ahora tienen 40-65 años y que incorporaron en el pasado el tabaco como hábito