Beatriz Honrubia Peris, María del Carmen Gómez Soler, Tamara Fenollosa, René Arturo Albino Pérez, Sarai Palanca Suela y José García Sánchez
Autores
Beatriz Honrubia Peris

Rol: Autora principal
Afiliación: MIR. Servicio de Oncología Médica, Hospital Arnau de VIlanova de Valencia.
Correo electrónico: beatrizhonrubia1990@gmail.com

María del Carmen Gómez Soler

Rol: Colaboradora
Afiliación: MIR. Servicio de Oncología Médica, Hospital Arnau de VIlanova de Valencia.

Tamara Fenollosa Sanz

Rol: Colaboradora
Afiliación: MIR. Servicio de Oncología Médica, Hospital Arnau de VIlanova de Valencia.

René Arturo Albino Pérez

Rol: Colaborador
Afiliación: MIR. Servicio de Oncología Médica, Hospital Arnau de VIlanova de Valencia.

Sarai Palanca Suela

Rol: Colaboradora
Afiliación: Laboratorio de Biología Molecular (Servicio de Análisis Clínicos). Hospital Universitario y Politécnico La Fe, Valencia.

José García Sánchez

Rol: Supervisor
Afiliación: Médico Adjunto. Servicio de Oncología Médica, Hospital Arnau de VIlanova de Valencia.

1er Premio, VI Concurso GIDO para Residentes: Casos Clínicos de Cáncer de Pulmón

INTRODUCCIÓN

Presentamos el caso de una paciente de 65 años no fumadora diagnosticada de adenocarcinoma de pulmón avanzado, que tras varias líneas de tratamiento, en un segundo estudio de marcadores moleculares mediante Next-Generation Sequencing (NGS) se detectó reordenamiento de ALK. Este hallazgo permitió el inicio de tratamiento con terapia dirigida y, con ello, un mejor control de la enfermedad y aumento de la supervivencia. La llegada de la secuenciación masiva ha permitido la detección de mutaciones con un alto rendimiento y de manera mínimamente invasiva gracias a la biopsia líquida. El objetivo de este artículo es revisar el nuevo método de detección de marcadores moleculares.